La vida de una rosa, de Laura Tejo

Estándar

la-vida-de-una-rosa

 

Se trata de la vida de la propia Laura Tejo, contada por ella misma a una edad avanzada, que tendrá a su nieto como destinatario tras su muerte. Durante sus últimos años, la protagonista se ve en la necesidad de confesarle algunos de los hechos que, ocultos para el resto de la familia desde siempre, han configurado su existencia.

Es una manera de expurgar comportamientos y decisiones que se vio obligada a tomar debido a las circunstancias. Proveniente de una familia acomodada, con un padre médico, amante de la literatura y la música, que tendrá una importante influencia en su vida, Laura se enamora en su ciudad natal de Helmut Mayer, un piloto de la Legión Cóndor que combatía en la guerra civil española.

A pesar de una cierta oposición familiar, Laura se casa con Helmut y se marcha a vivir con él a Berlín. El maravilloso verano de 1939 en la capital alemana constituye su luna de miel, previa al comienzo de la guerra mundial. Embarazada, tendrá un hijo antes de que le comuniquen la muerte de Helmut, tras ser derribado su caza durante la Batalla de Inglaterra.

Este libro me llegó a través de una buena amiga, y quiero agradecerla el que me haya dado la oportunidad de conocer una hermosa historia de superación y, de haber conocido un autor de Castilla-León, dado que me parecen que tienen una calidad increíble, pero que se hacen escuchar tan poquito.

En esta ocasión la novela está escrita por Laura Tejo, una leonesa que a través de sus páginas permite conocer sus memorias. Alguien que ha vivido mucho, pero que le ha golpeado demasiado durante toda su vida, hasta el final dado que acaba de perder a su nieto.

Su vida no fue nada sencilla, pero vivió el día a día, como le han ido llegando las cosas, por la que le considero una persona a tener en cuenta y que se debe de aprender. En su vida ha sido de azúcar amargo, dado que en ciertas ocasiones ha sido muy dulce y empalagosa, mientras que en otras le ha golpeado, como la vida sabe golpear, llena de renuncia y sufrimiento. Pero en conjunto, es una historia que merece dar la oportunidad de conocer y recorrer todo lo que le fue pasando.

Comienza fuerte, dado que el preámbulo está escrito por su nieto, de manera tierna, haciendo una entrada a lo que vamos a encontrar después. Se trata de una novela escrita en cuatro partes, más el epílogo final. Cada una de estas partes está dedicada a una de las etapas más importantes de su vida, y está división a su vez se divide en capítulos más cortos.

Antes de morir, quiere dejar su vida documentada, para ser reflejo a generaciones posteriores, primero en pequeños escuetos, mientras que después se anima a escribir folios que desea compartir con su nieto Martín Junior. Es una manera de descubrir los secretos familiares, que durante tantas décadas se ha mantenido ocultos.

Al final, ya no desea ser feliz, la amargura le invade de manera permanente su vida y su corazón. Su espíritu sufre y está contrariado, no sabe como avanzar, su conciencia le da punzadas y reclama que antes de irse cuente lo que sabe y se vaya tranquila.

Su vida comienza en 1918 en León capital, y transcurre hasta morir en el 2003 en Carmel by the Sea (California). Las dos primeras partes son las más extensas, resumidas al final mediante una relación documental. Por una parte se agradece tanta y tanta información, pero por otra parte es demasiado se hace demasiado extensa.

Está escrita en formato “memoria”, en primera persona, y como no podría ser de otra manera, utilizando un lenguaje sencillo, directo y claro, permitiendo que no se haga pesada, y que pueda leerse en muy poquito tiempo. Una cosa que hecho en falta son los diálogos, siendo muy abundante la prosa narrativa, así como las descripciones detalladas.

En su primera parte, recoge los sucesos que marcaron su infancia y juventud, época en la que sí fue realmente muy feliz. Cuenta como transcurre está época, como era la ciudad y los ediciones donde nació, como eran sus calles, como interactuaba con sus vecinos, e incluso narraba como pasaba una festividad.

En esa época, León era una ciudad muy diferente a la actual, dado que se nombra un conocido casino situado en la calle Ancha, cual ya no existe, pero que sí miramos la historia sí que existió y fue muy importante por aquel entonces. Nos invita a compartir un café en Café Hollywood o en el Central, o que demos un bonito paseo por La Condesa, en una tarde otoñal mientras contemplamos el río Bernesga. Una estampa que me encantaría vivir.

Hasta sale una zona de León que apenas me acordaba, pero que me llamo mucho la atención La Lorenzana. Una zona que revisando la zona la conozco y que guardo buenos recuerdos. También cuenta hechos históricos como la inauguración del primer cine, el estallido de la Guerra civil, el desarrollo de la Legión Cóndor, y la llegada de los militares alemanes tras el estallido de la guerra.

Por esta época se muestra una mujer delicada, que ansía disfrutar de cariño y protección de sus más allegados, pero no tardaría mucho en dejarlo de lado para demostrar la fuerza y valentía que guarda en su interior.

Cuando la protagonista abandona León, pasamos al segundo capítulo, que se centra y transcurre en Alemania tras el estallido y desarrollo de la II Guerra Mundial. Su posición, ya es más débil, los hechos son más duros y esta marcado por el sufrimiento, por los bombardeos, por la parte de la aviación (que como opinión personal me parece muy pesada).

Su amor, por esta época, es Helmut Mayer. Un hombre muy cariñoso, con un corazón inmenso, pero que contrasta con lo que es un militar alemán de la época. Es posible, que sea Laura la que le hace calmar su agresividad, pero visto desde afuera y con lo que se narra, no es precisamente lo que consideraría un militar alemán.

Las dos últimas partes son más cortas, no tienen detalles, pero es el descubrimiento de los secretos que su familia ha intentado ocultar y que por fin conocemos. Podría contarlos, pero sí los cuento perdería la ilusión de que vosotros podáis compartir la historia, por lo que prefiero callarme y que me contéis vosotros lo que pensáis y lo que os hace sentir.

Laura es una mujer sufridora, una mujer que no se deja conocer completamente, que intenta guardar sus sentimientos para hacerse la fuerte, por lo que no se logra empatizar 100% con ella, pero sin embargo, estoy seguro que tras lo que se escribe guarda mucho más. Es una mujer muy luchadora, muy culta, sensible, amable, amante de su familia, y un largo etcétera de cualidades positivas.

Tras finalizar el libro, hay que reflexionar, no juzgarlo a simple vista, sino que debemos de mirarla desde afuera, viendo la situación que hemos leído y que permite admirarla en conjunto. Laura es la protagonista, como tal debe aparecer en mucha parte de la novela, pero sin embargo también deberíamos de conocer el resto de los personajes que intervienen, y que tan poquito se les menciona.

Una gran biografía, bien documentada, y que me ha gustado.

beabela-books

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s